FAE Stories

Polonia

Drocomplex s.c. es una empresa con 20 empleados, situada en Racibórz (Polonia) y fundada en el año 2000 por Marcin Bukowski y Krzysztof Byrski. A pesar de su tamaño reducido, ya ha comprado seis máquinas FAE.

«En 2010 compramos una FAE MTH. En 2014, fue el turno de la SSH, y después de otra MTH usada. En 2017 compramos una nueva STABI/H y en 2020 ampliamos el parque de máquinas con otros dos modelos nuevos: una MTH y una STABI/H», nos cuenta Marcin.

La empresa opera en el sector de las obras viales (carreteras municipales, de distrito, provinciales), construcción de naves logísticas y sus correspondientes sistemas viales, ferrocarriles y, a veces, recuperación de suelos y otras operaciones especiales.

«Estamos empeñados continuamente en proyectos interesantes», continúa Marcin, «pero la historia que os contamos hoy es especialmente fascinante: nos contrataron para construir el gasoducto denominado “DN1000 Strachocina” que se encuentra a lo largo de la frontera polaca». La obra se encuentra en la localidad de Komańcza, en la cadena montañosa de Bieszczady, en el sur del país. «Trabajamos extrayendo el suelo in situ y triturando la roca subyacente hasta transformarla en una arena muy fina usando nuestras máquinas FAE. También utilizamos el material triturado, adicionado con cemento, para construir carreteras provisionales para los desplazamientos dentro de la zona de trabajo», continúa Krzysztof.

Un trabajo especialmente duro ya que el gasoducto atraviesa las montañas con una pendiente variable de hasta 45 grados y las condiciones climáticas son a menudo difíciles: frío y nieve en invierno, lluvia y calor tórrido en verano.

«A pesar de las dificultades, pudimos triturar finamente 400.000 m² de material para relleno y estabilizar con cemento 50.000 m² de carreteras provisionales. Utilizamos nuestra propia MTH para triturar los materiales de relleno. La SSH también fue muy útil. Utilizamos nuestras viejas máquinas (la MTH es de 2010 y la SSH de 2014). Ambas se comportaron muy bien, acopladas a los tractores Fendt 936. Trabajaron el suelo hasta una profundidad de 25-30 cm y trituraron pizarra de los Cárpatos mezclada con arcilla con un tamaño de hasta 50 cm», concluye Marcin.

Considerando que la empresa se hizo con el contrato de otra empresa que no podía triturar este tipo de material y cumplir las exigencias del mandante, se comprende perfectamente el valor añadido de las máquinas FAE. Tras una primera fase de prueba, la empresa Drocomplex s.c. se adjudicó un trabajo que ha durado un año y medio. «Probablemente esta sea la mejor publicidad para las máquinas FAE», añade Krzysztof.

Para más información:
SSH - MTH - STABI/H

Gracias: utech.pl

Comparte tu historia con nosotros! Contacto: fcarlet@fae-group.com