FAE Stories

Sud Sudan

LA RETIRADA DE MINAS CON CARÁCTER HUMANITARIO EN SUDÁN DEL SUR

En Sudán del Sur, décadas de guerra civil por la independencia del país han dejado en el terreno una gran cantidad de minas, tanto antitanque como antipersonal, además de otros restos explosivos de guerra (REG) como las submuniciones de bombas de racimo, morteros y granadas. Se trata de artefactos sin explotar que a menudo se ocultan en la vegetación o en el terreno y que representan un peligro muy grave para la población local ya duramente afectada por los devastadores efectos de la guerra. Para lograr que el terreno sea seguro para los cultivos, las viviendas y los pastos, es necesario eliminar las minas y los artefactos explosivos, una tarea que a menudo realizan organizaciones no gubernamentales (ONG).

Una de ellas, la ONG británica The Mines Advisory Group (MAG), es la protagonista de esta historia. MAG opera en Sudán desde 2004 para limpiar el territorio de minas y REG. Es la mayor ONG de las que llevan a cabo acciones humanitarias contra las minas en Sudán del Sur y es un cliente de FAE. Ha adquirido un vehículo oruga operado mediante control remoto (PT-300) y una trituradora especial que actualmente se utilizan para limpiar rápida y eficientemente los terrenos de diversos tipos de minas.

En 2016, cuando MAG compró el PT-300, comenzó a trabajar inmediatamente en la zona del Estado de Ecuatoria Central. Más recientemente, el PT-300 también se ha utilizado en el Estado de Ecuatoria Oriental. Desde 2017, MAG ha comprado otras fresas FAE (una 20U-225 y algunas UML/SSL) y una trituradora para respaldar su actividad de retirada de minas, eliminando la vegetación para así facilitar la retirada de artefactos explosivos ocultos (EO). Gracias a la posibilidad de combinar el PT-300 con diversos tipos de fresas forestales, MAG puede utilizar la máquina para retirar minas, ya sean REG o antipersonal. Tanto las trituradoras como las fresas FAE pueden eliminar del terreno la hierba alta, arbustos e incluso pequeños árboles de hasta 4 y 5 metros de altura - aunque MAG intenta minimizar estas intervenciones para proteger el medio ambiente. Una vez eliminada la vegetación, el personal provisto de detector de metales podrá localizar los artefactos explosivos escondidos bajo el terreno. La fresa también puede utilizarse directamente para hacer explotar o para triturar las minas.

Sean Wetherill, Director Técnico de Operaciones de MAG, explica las distintas misiones llevadas a cabo con máquinas FAE: "En Sudán del Sur, hemos utilizado principalmente el PT-300 para ayudarnos a retirar las submuniciones que son pequeñas bombas liberadas por bombas de racimo. Estas submuniciones suelen ser defectuosas y siguen siendo peligrosas incluso durante décadas después de haber sido lanzadas. Hemos utilizado el PT-300 operado con control remoto para preparar el terreno con el fin de poder enviar a continuación a un equipo de retirada de minas para eliminar estas municiones del terreno. Gracias a que la máquina se controla a distancia, el operador (protegido con dispositivos especiales de protección individual o EPI) puede mantenerse relativamente alejado del peligro y puede ver las operaciones de manera clara y segura. La máquina y sus diferentes accesorios también pueden utilizarse para la retirada de minas en campos minados".

Según Wetherill, "El PT-300 ha demostrado ser una máquina fiable y robusta, capaz de resistir ante condiciones operativas extremadamente difíciles. Ha demostrado ser eficiente y nos permite limpiar más terreno y a un coste menor que el que sería posible con una limpieza manual de la vegetación; ofrece también una buena relación calidad-precio a nuestros donantes, en particular, al Gobierno del Reino Unido que ha financiado la máquina".

Para más información: maginternational.org

Comparte tu historia con nosotros! Contacto: communications@fae-group.com

Para más información: PT300