FAE Stories

Italia

«Un kilómetro de carretera no te lleva a ninguna parte, un kilómetro de pista te lleva a cualquier rincón del mundo» es una frase popular entre los amantes de la aviación. La pista de despegue y aterrizaje de aeronaves es la principal infraestructura de cualquier aeropuerto: una cinta de asfalto diseñada y construida según criterios muy precisos, empezando por la estabilización del terreno subyacente.

En muchas ocasiones, y en diferentes partes del mundo, los cabezales estabilizadores y multifuncionales de FAE han contribuido a la realización de estas importantes infraestructuras. Una MTH de FAE acaba de realizar un trabajo de estabilización en el nuevo aeropuerto de Bolzano, una estructura estratégica para la zona de Alto Adigio, desde el punto de vista turístico y comercial.

Desde hace unos meses, en esta pista ya han comenzado a aterrizar vuelos chárter nacionales e internacionales para viajes de negocios y turísticos. Ahora se han retomado las obras debido a la necesidad de intervenciones adicionales en la pista en vista de la próxima reapertura total de este aeropuerto.

La empresa que se ocupa de los trabajos de estabilización de la pista del aeropuerto de Bolzano es Brunner & Leiter, una empresa con sede en Valle Aurina (Bolzano) activa desde 1975 y que ha obtenido la subcontrata para las obras de estabilización adjudicada por la sociedad gestora del aeropuerto.

El jefe de proyecto de Brunner & Leiter para las obras en el aeropuerto de Bolzano nos ilustra las principales características del proyecto. «La FAE MTH ha trabajado con un tractor Fendt 1038, estabilizando 11.000 m² de suelo hasta una profundidad de 25 cm. La máquina podría haber trabajado a mayor profundidad, pero el pliego de condiciones especificaba que había que atenerse a esta cuota. No era un terreno particularmente difícil de trabajar, aunque había algunas piedras de tamaño mediano que no han creado el menor problema a la MTH».

¿Y en lo que respecta a las características del trabajo? «En primer lugar, estabilizamos utilizando solamente cemento.  Antes de efectuar el fresado, humedecimos el suelo, luego pasamos con la MTH a una velocidad de 0,3 km/h. Podríamos haber ido mucho más rápido, pero de esta manera hemos logrado la mejor calidad de mezcla del terreno trabajado. Tras la pasada con la MTH, pasamos dos veces con dos rodillos diferentes, el primero de 12 toneladas y el segundo de goma de 9 toneladas. A continuación, humedecimos de nuevo el suelo y pasamos una vez más con una máquina niveladora que dejó la superficie lisa y nivelada en todos los niveles, lista para ser asfaltada». En la obra logramos trabajar 3.000 m² al día, teniendo en cuenta todas las elaboraciones necesarias, mientras que la MTH trabajó solo durante unos cinco días.

¿Un comentario sobre la máquina FAE? «Estamos muy satisfechos con el trabajo de la MTH. La empresa Brunner & Leiter posee otras cuatro FAE y todas han funcionado siempre perfectamente, ganándose con ello nuestra confianza», concluye diciendo el jefe de proyecto.

Para más información: MTH 

Comparte tu historia con nosotros! Contacto: fcarlet@fae-group.com